10 oct. 2010

QUÉ FÁCIL ES

   Qué fácil es
   versar tras el cristal,
   viendo la lluvia....
   cálido,seco y a salvo,
   qué fácil es.

   Escribir y sentir
   que la brisa te acaricia
   y las gotas se deslizan,
   frente abajo,
   hasta tus labios.

   Qué fácil es,
    ..a salvo,
   qué fácil es.

   Y abrir el corazón,
   sin paraguas,
   empapado de pena,
   poetizar trás los cristales
   del almas rotas, desgarradas..
   viendo llover.

   ¡Qué difícil es!....



   Octubre 2010.
   Paco Sierra.

 




   

1 comentario:

Rosa dijo...

Me gusta mucho este poema, porque trasluce las necesidades y las opulencias de este mundo que armamos entre todos.
Saludos!