27 ago. 2009

PARTO INCESANTE



Certeras e invisibles puñaladas
que no conocen ni sienten tus latidos,
traspasan peligrosos umbrales,
colmadas de ignorancia y egoísmo.

No sé cómo sigues marcando ritmos,
cómo te abrigas ante el frío
y respiras ante las llamas del vacío.

Eres parto incesante,
fuego para el destino
que aunque agónico se desvanezca
con tu luz regresa al camino.


1 comentario:

conxa dijo...

No se que decirte, nunca me he sentido cómoda con la poesía, mejor dicho solo con una poca.

Saludos