14 mar. 2009

EL PLANTE DE LOS FORMADORES OCUPACIONALES

En estos días de alarmante incremento del paro, oímos decir a responsables de la Administración lo importante que es formar a los desempleados para que puedan reinsertarse. Se refieren a la Formación Ocupacional, subvencionada mayoritariamente por el FSE. Los propósitos son encomiables.
Sin embargo, muchos docentes nos preguntamos: ¿Pueden formarse realmente los parados cuando sus formadores reciben honorarios de peón no cualificado?

La mayoría venimos a percibir en promedio, unos 18 €/hora, cuando la normativa (Orden TAS/3868/2006 y Orden TAS/718/2008) establece que debería ser de unos 55 de promedio.
Ignoramos donde va a parar el resto, pero entendemos que se está produciendo una enorme desviación de fondos públicos y comunitarios en el marco de la Formación Ocupacional. A nuestra costa. Ante semejante despropósito, muchos docentes cualificados rehúsan participar, quedando a menudo la formación a cargo de formadores noveles, dispuestos a aceptar esos bajos e indebidos precios. Cansados de que esto suceda, 26 formadores de 9 autonomías (Andalucía, Galicia, Canarias, Baleares, Murcia, Madrid, Cataluña, Castilla La Mancha y Cantabria) y 3 técnicos de formación hemos decidido protestar públicamente, dado que de fondos públicos se trata.
Acabamos de presentar escrito de queja y denuncia al respecto a la Dirección del Servicio Público de Empleo en Madrid, al Ministerio de Trabajo y a la UAFSE (Unidad Administradora del Fondo Social Europeo). Y no lo hacemos sólo en propio interés, sino también en el de los desempleados. A menudo éstos reciben una formación de ínfima calidad. Y los empresarios que tendrían que contratarles lo saben. Estamos ante un fraude. El artículo 58.b de la Ley 38/2003 General de Subvenciones así lo tipifica: Es infracción muy grave "La no aplicación, en todo o en parte, de las cantidades recibidas a los fines para los que la subvención fue concedida" Y ese fraude es doblemente grave, dado que en esencia se nutre de la desgracia de los parados.
Juan Carlos Caño

1 comentario:

Magah dijo...

Si, la palabra es fraude!!, además me pregunto, ya que por estos lugares pasa lo mismo, quien empleará a quienes han sido despedidos estando las cosas como están?...
El estado?
Los privados echan... ellos son los que se supone que emplearán a quienes desempleó?

Tal vez me falten herramientas para entender...